Implantación de Sistemas Contra Incendios

Los sistemas pueden ser parte de un red húmeda o seca. En nuestro medio los rociadores de mayor uso son de red húmeda ubicados de forma equidistante y en un número necesario de acuerdo al riesgo a proteger y altura.


Redes Contra Incendios

Es un sistema independiente para combatir incendios el cual es abastecido por una reserva de agua. Dicha reserva debe tener la capacidad de acuerdo al emplazamiento, volumen y tipo de riesgo. Este sistema funciona atreves de una red de tubería principal y secundaria que sirven a una BIE o rociadores; cuyo caudal y presión ha sido determinada por medio de un cálculo hidráulico o según los requerimientos de la autoridad competente.

Incluye el emplazamiento o distribución de tuberías las mismas que por lo general refieren a una red hídrica principal y una secundaria. La primera tendrá como mínimo 2 1/2 “pulgadas cedula 40 de diámetro y la secundaria de 1 1/2” pulgadas cedula 40, las cuales están acopladas a una manguera y pitón regulable del mismo diámetro para ser operada por un brigadista.

Boca de Incendio Equipada

Este conjunto de elementos de activación manual se encuentra constituido por mecanismos acoplados entre sí a la red hídrica. Tales como: válvula angular, niple, porta manguera semiautomático, manguera, pitón regulable, llave spaner, hachas y extintor. Estos se encuentran al interior de un gabinete metálico con vidrio y cerradura triangular. Los mismos están conectados a una reserva de agua para incendios que cumple con la presión y caudal necesarios para funcionar eficazmente.

Rociadores

El sistema de activación automática de rociadores también conocido en inglés como Sprinkler System es una red de tuberías que son diseñadas hidráulicamente e instaladas en un área. Se encargan de extinguir conatos de incendios automáticamente sin ningún tipo de supervisión con la ayuda de una alarma de flujo preventiva. El diseño se efectúa de acuerdo con las normas de ingeniería en protección contra incendios y NFPA 13. Dichas tuberías son generalmente elevadas y sujetan rociadores en patrón sistemático.

Se componen por medio de varios dispositivos, el rociador a determinada temperatura rompe una cápsula de cristal la cual inicia un rocío de agua sobre el material combustible encendido para lograr apagar el fuego.